Video de camilo sexto tarde o temprano

Muchas veces en lugar de arrepentirnos sinceramente por lo que hicimos o dijimos, lo que hacemos es pedir disculpas para zafar de la situación creada y pretendemos que la pareja acepte esas disculpas sin hacer cuestionamientos sobre nuestra actitud.

Debemos estar dispuestos a escuchar lo que la pareja tenga que decir, oir sus reclamos y responder con honestidad a sus preguntas.

Por lo demás, el personaje me funciona como ninguno hasta ahora; los niños, que son los que mandan, frenan a sus padres para quedarse mirando los malabarismos, traspiés, despropósitos y bromas de mi restringido repertorio.

Aquí estoy, con un café, cuando el cuerpo me pide un whisky.

Aunque no sé si en el bar de un hospital infantil tendrían. Ayer quería adelantarse y, después de su compañero de habitación, tocar el órgano para acompañar mi “Canción del buen humor”.

Incluso en los mayores veo a menudo destellos de ilusión infantil.

Saco más dinero que cualquiera de los de alrededor.

Leave a Reply